Cláusula resolutoria por no alcanzar las ventas

Descargar modelo

Abrir los documentos con Adobe Acrobat Reader para utilizarlos de forma óptima.

Cláusula resolutoria por no alcanzar las ventas

Es válido despedir a un trabajador si no alcanza un nivel mínimo de ventas si así se ha pactado en el contrato. Ahora bien, las condiciones de esa cláusula deben aparecer de forma clara en el contrato y deben ser razonables.

Cláusulas resolutorias

La normativa permite que la relación laboral se extinga por las causas consignadas válidamente en el contrato, salvo que éstas constituyan un abuso de derecho manifiesto por parte del empresario.

Por ejemplo, si su empresa contrata a un comercial, puede fijar un nivel mínimo de ventas o de objetivos que, en caso de no alcanzarse, le permitirán rescindir el contrato de trabajo sin derecho a indemnización. Todo ello tanto si el contrato es indefinido como temporal, con independencia de que el trabajador ya haya superado el período de prueba y aunque la empresa tenga beneficios.

En caso de extinción del contrato por cumplimiento de la condición resolutoria, no se devenga derecho a indemnización a favor del trabajador (salvo que el convenio prevea lo contrario, o salvo que se haya pactado con el afectado).

Requisitos

Para que las cláusulas resolutorias sean válidas, deben cumplir los siguientes requisitos:

  • La causa que llevará a la empresa a efectuar el despido debe aparecer de forma clara en el contrato, por lo que el empleado debe conocerla y aceptarla. No sería posible establecerla de forma verbal ni de forma unilateral por parte de la empresa.
  • El nivel de rendimiento o los objetivos pactados deben ser razonables y alcanzables. En este sentido, no podrá exigir a un nuevo trabajador que venda 80 unidades cada mes si el resto de los vendedores están vendiendo una media de 50, y sólo en casos excepcionales se han alcanzado las 80 unidades. Si usted no tiene más comerciales, compare los resultados con los de una empresa que tenga la misma actividad, o que esté situada en una misma zona, por ejemplo.
  • La disminución en el rendimiento no debe estar provocada por razones ajenas a la voluntad del trabajador. De este modo, si el empleado no alcanza el nivel de ventas pactado porque el producto fabricado por la empresa es defectuoso, usted no le podrá despedir si esos defectos no tienen nada que ver con el trabajador.
  • Las cláusulas no deben ser contrarias a las leyes, a la moral o al orden público.

Si el contrato no dice nada…

Si en el contrato de trabajo no se dice nada respecto a las ventas mínimas que el trabajador debe alcanzar, las posibilidades de despedirle por no llegar a ese volumen mínimo serán muy escasas:

  • Si acude a un despido disciplinario alegando una disminución del rendimiento, deberá demostrar que dicha disminución es continuada y voluntaria. En la práctica, el comercial podrá defenderse con éxito alegando que la bajada de ventas se debe a la situación de crisis, o a una política de precios inadecuada por parte de la empresa.
  • Si acude a un despido objetivo alegando, por ejemplo, una ineptitud sobrevenida, deberá demostrar que dicha ineptitud ha aparecido ahora. Si el único argumento para demostrarlo es la reducción de ventas, seguramente el juez no aceptará esta causa de despido, y le obligará a readmitir al afectado o a pagarle la indemnización por despido improcedente.

Normativa aplicable

Estatuto de los Trabajadores. Artículo 49.1 b)

Datos de contacto
Lefebvre - El Derecho | Avenida Diagonal 415 | 08008 Barcelona
Tel: 902 22 64 60 / 93 342 65 00 | Fax: 902 22 64 61 / 93 342 65 01
servicio.clientes@indicator.es | www.indicator.es
Oficina registrada
Lefebvre - El Derecho, S.A. | Calle de los Monasterios Suso y Yuso 34 | 28049 Madrid
NIF A79216651 | R.M. Madrid, hoja M-111342, tomo 6837, folio 140