4. Trabajadora y maternidad

4.2. Llega el embarazo. ¿Y ahora qué?

Lo primero que debe saber es que su trabajadora no tiene ninguna obligación de comunicar su embarazo a la empresa, salvo que en su puesto de trabajo exista algún tipo de riesgo para su salud o la del feto. De ser así, será responsabilidad de su trabajadora comunicárselo lo antes posible para que su empresa pueda adoptar las medidas oportunas (llegando, si es el caso, al cambio de puesto de trabajo o, si esto no es posible, a la suspensión del contrato por riesgo durante el embarazo).
A partir del momento en que conozca que la tr...

El acceso a este contenido está restringido a suscriptores.

Si ya es suscriptor, inicie sesión con sus datos a continuación. De lo contrario, asegúrese de echar un vistazo a lo que se ofrece en nuestra tienda online.


¡Descubra más abajo las ventajas de ser suscriptor!

¡Suscribirse ahora!