1. Sanciones

1.5. Reuniones de amonestación

Hay comportamientos aislados (por ejemplo, una falta de puntualidad) que no requieren una reunión de amonestación formal (es decir, sentarse con el empleado en una reunión con un guión preestablecido), pero hay otros que sí hacen necesario convocar una reunión de amonestación para hacer ver que hay comportamientos que la empresa no va a tolerar en ningún caso. Éstos son los casos en que es necesario amonestar de manera formal al empleado:
  • Cuando la actitud de su empleado impide el normal ...

El acceso a este contenido está restringido a suscriptores.

Si ya es suscriptor, inicie sesión con sus datos a continuación. De lo contrario, asegúrese de echar un vistazo a lo que se ofrece en nuestra tienda online.


¡Descubra más abajo las ventajas de ser suscriptor!

¡Suscribirse ahora!