Si un empleado coge la baja en vacaciones, tendrá derecho a disfrutar de éstas en un momento posterior.

Próximamente recibirá una carta de Tesorería con un informe de vida laboral de su empresa.

Si tiene menos de 50 trabajadores, puede acumular el crédito para gastar en formación al de los dos años siguientes.

Si finaliza un contrato de interinidad, no abone indemnización al trabajador.