Las variaciones de octubre, noviembre y diciembre deben regularizarse en la siguiente nómina.

Si las circunstancias personales y familiares de alguno de sus trabajadores cambian durante el año, su empresa debe regularizar el tipo de retención. Apunte. Esto ocurrirá, por ejemplo, si se actualizan las tablas salariales del convenio, si transforma un contrato temporal en fijo o si extingue un contrato. A estos efectos:

  • Si usted conoce el cambio de dichas circunstancias (por ejemplo, porque transforma un contrato temporal en uno indefinido), debe aplicar el nuevo tipo a partir del momento en que se produzcan las variaciones.
  • Si su empleado comunica un cambio en su situación personal (por ejemplo, el nacimiento de un hijo), el nuevo tipo se aplicará a partir del momento en que dicho empleado comunique las variaciones, siempre que lo haga con al menos cinco días de antelación a la fecha de preparación de las nóminas.

Pese a lo anterior, para simplificar el trabajo administrativo puede optar por regularizar las retenciones en abril, julio y octubre, respecto de las variaciones producidas en el trimestre anterior. Por ejemplo, si un empleado le entrega el modelo 145 el 1 de febrero, usted puede esperar y aplicar la nueva retención a partir de la nómina de abril. Apunte. En todo caso, las variaciones de octubre, noviembre y diciembre sí que deben regularizarse necesariamente en la siguiente nómina. Téngalo en cuenta a la hora de calcular las próximas nóminas de su empresa.

Regularice las retenciones de sus trabajadores en las próximas nóminas.

Datos de contacto
Lefebvre - El Derecho | Avenida Diagonal 415 | 08008 Barcelona
Tel: 902 22 64 60 / 93 342 65 00 | Fax: 902 22 64 61 / 93 342 65 01
servicio.clientes@indicator.es | www.indicator.es
Oficina registrada
Lefebvre - El Derecho, S.A. | Calle de los Monasterios Suso y Yuso 34 | 28049 Madrid
NIF A79216651 | R.M. Madrid, hoja M-111342, tomo 6837, folio 140